Déjanos tu opinión, para nosotros es muy importante!
Gracias.

  • Esther

    Espectacular, nos hemos sentido como en casa

    Todas las bondades que pueda decir de Palou del Call son pocas.

    Se nota que está pensada para que las personas que se alojen se sientan como en casa y con todas las comodidades posibles. Tengo que decir que he ido a más de 30 casas rurales y esta me ha enamorado.

    Las fotos de la web no hacen justicia, pues es mucho más grande de lo que aparenta. La cocina es amplia, el comedor y su gran mesa, la mesa de la barbacoa, las habitaciones, los baños… Muy bien equipada con lo básico y lo no tan básico (trapos de cocina, manteles, cubertería y vajilla de sobras para no tener que lavar a mitad de la comida, utensilios de cocina, tostador, exprimidor y un largo etcetera… Secador en cada habitación, percheros, mantas de sobras, almohadas…) supongo que me dejo algo, porque, de verdad que no echamos nada a faltar.

    Los exteriores de la casa también son geniales. Mucho espacio para jugar los niños (ibamos con 6 niños de entre 4 y 8 años y 3 de un año), una mesita para tomar el aperitivo, y una más grande para comer al lado de la barbacoa, piscina vallada, espacio para aparcar…

    La bienvenida por parte del dueño de la casa también merece especial mención, pues nos esperó en el pueblo anterior a la casa para acompañarnos, al llegar nos enseñó toda la casa, nos explicó todos los detalles con mucha amabilidad y nos puso todas las facilidades posibles en cuanto a como y cuando debíamos pagar y dejar la casa el último día. Sin condiciones y todo a nuestro ritmo.

    Como punto negativo sólo se me ocurre una cosa y es la señalización de la casa. Dos familias del grupo se perdieron al llegar y el primer día que salimos todos también nos costó encontrar el camino de vuelta.

    Conclusión: totalmente recomendable.

  • Guillermo

    Masia espectacular. Nosotros hemos venido varias veces, primero al Call d’Oden y cuando reformaron el Palou del Call aquí. Nosotros la estrenamos. Casa grande, cómoda, limpia, con todo lujo de detalles. Es como estar en un hotel de 5 estrellas pero solo para ti, tu familia y tus amigos.

    Repetimos y seguiremos repitiendo. Todas las habitaciones muy amplias, todas con baño completo y en unos acabados impresionantes. Piscina de grandes dimensiones y espacio chill out vinculado a ésta. Disfrutas del interior y del exterior 100%. Genial para venir con niños. Comedor de más de 40m2 con una amplia mesa para 18 personas. Barbacoa también con otra mesa aún más grande. Entorno con montañas, valles y ríos, que te permiten disfrutar de rutas inacabables.

    Marcel el propietario, un gran anfitrión, te viene a buscar a Solsona, tiene paciencia aunque le tengas que hacer esperar mucho rato. Y cuando llegas a la MASIA te explica todo con gran dedicación.

    La MASIA la han reformado el año 2013, reforma espectacular, con muy buenos acabados y detalles. Se nota que la casa está hecha con mucho amor, y con ganas de que quien la use la disfrute y la quiera como suya propia.

    Estupenda experiencia.